Mercado inmobiliario: entre el crecimiento y la inflación

0
51
mercado inmobiliario

El arquitecto Horacio Ludigliani reconoció crecimiento del sector inmobiliario aunque cuestionó restricciones sobre el mercado de alquileres. «La excesiva formalidad termina por asfixiar al propietario y hace que muchos retiren las propiedades del mercado».


horacio paramount

 

«Los créditos hipotecarios fueron un aliciente tanto para el sector –que vio un crecimiento del 150% interanual en las operaciones- como para aquellos ahorristas que empezaban a acariciar el sueño de la casa propia. Sin embargo, una batería de medidas restrictivas del último periodo están generando algún ruido en el sector», disparó el asesor inmobiliario.
«Entendemos que se está poniendo el foco en el lugar equivocado. El Estado debe poner en el centro del debate la cuestión de la inflación, de  modo que la casa propia no se quede en el plano de la aspiración», dijo.
Añadió que «tenemos un déficit habitacional enorme que no se soluciona con restricciones sobre el mercado de alquileres. La excesiva formalidad termina por asfixiar al propietario y hace que muchos retiren las propiedades del mercado, sobre todo si se tiene en cuenta que descontando los gastos, el porcentaje que le queda al propietario es inferior al 3% cuando supo ser del 12% anual».
Según el empresario, «lo que para unos resulta poco redituable comprado con la inversión, a otros literalmente les quita el sueño. Porque a un inquilino, el alquiler promedio de un departamento de dos ambientes en Capital representa un desembolso en muchos casos de casi el 50% de su sueldo. A eso, hay que sumarle expensas, servicios e impuestos».
Continuó: «Sólo en Capital Federal hay mas de un millón de personas obligadas a alquilar (alrededor del 35% de los habitantes) y pocos son los que pueden cumplir los requisitos necesarios para acceder a un crédito».
Desde el sector insistimos con flexibilizar y ampliar las líneas de crédito para aquellos grupos familiares de menores ingresos, que no cuentan con un ahorro del 15% del valor de la vivienda y que tenga cuotas menos asfixiantes. Es allí donde el Estado debe redoblar los esfuerzos no sólo en pos de la reactivación de un sector que intenta asomar la cabeza después de tantos años de agonía, sino porque desde el punto de vista social, el hogar está asociado a la familia, a las raíces y a una mejor calidad de vida», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí