Celebración a San Luis Orione, el santo de la Divina Providencia

0
48

El 16 de Mayo de 2004, el Papa san Juan Pablo II anunció al mundo que, por su vida ejemplar y por los milagros que Dios obró por sus peticiones, Don Orione llegó al abrazo grande de la Santidad.


En su Italia natal, y siendo un joven seminarista, Don Luis Orione comenzó a trabajar por un mundo más justo abriendo un oratorio para niños, donde los pequeños tenían su catequesis, jugaban y compartían una merienda.

Más tarde atendió capillas, fundó colegios y abrió pequeños cottolengos, a los que describió como “una obra que trata de dar asilo, pan y un poco de bienestar” bajo el amparo de la Divina Providencia.

Desde aquellos comienzos, Don Orione comprendió que toda su obra sería posible por el auxilio de la Providencia, manifestada en la generosidad de innumerables personas, de todas las condiciones sociales que se acercaban con su apoyo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí