MILEI, el enigma que pocos vieron venir

0
273

¿Futuro presidente o emergente testimonial del voto bronca?
JAVIER MILEI ES EL HOMBRE DEL MOMENTO EN LA ARGENTINA. LAS PASO LO PUSIERON EN LO MÁS ALTO DE LA CONSIDERACIÓN DE UN ELECTORADO CANSADO, AGOBIADO, HASTIADO Y DESCREÍDO DE LA DIRIGENCIA POLÍTICA CONVENCIONAL QUE NO HA MOSTRADO
RESULTADOS NI EFICACIA EN EL DIAGNOSTICO DE LOS PROBLEMAS ENDEMICOS DEL PAÍS, MACRO Y MICROECONOMIA, INFLACION, POBREZA, INSEGURIDAD.

LA DIVISIÓN EN TRES TERCIOS PLANTEA UN FINAL ABIERTO PARA LAS ELECCIONES DEL 22 DE OCTUBRE. LA POLARIZACIÓN DE MASSA CON MILEI Y EL RECONOCIMIENTO DEL GANADOR LIBERTARIO DE LAS PASO DEL MINISTRO DE ECONOMIA COMO SU ADVERSARIO, PONE A PATRICIA BULLRICH ANTE UN NUEVO DESAFÍO PARA LA CAMPAÑA. DEBERÁ RETENER AL VOTANTE DE LARRETA, SUMAR MÁS VOTOS Y AL MISMO TIEMPO EVITAR FUGAS DE SUS ELECTORES MÁS DUROS A LA ÓRBITA DE MILEI.

LA CANDIDATA DE JUNTOS POR EL CAMBIO SUMA ESTRUCTURAS, EXPERIENCIA, UNA COALICIÓN AMPLIA, LEGISLADORES, GOBERNADORES. LA CASTA.

MILEI TIENE LOS VOTOS, ENVIÓN GANADOR Y UNA PROPUESTA DE DOLARIZACIÓN QUE SEDUCE MÁGICAMENTE COMO UNA RESPUESTA A LA INFLACIÓN GALOPANTE. PARA MUCHOS, ALGUNAS DE SUS IDEAS GENERAN DESCONFIANZA SOBRE TODO PORQUE HAY QUIENES NO
SABEN CÓMO HARÍA LO QUE DICE QUE HARÁ EN CASO DE SER PRESIDENTE. GOBERNABILIDAD. PERO SI MILEI GANARA EN OCTUBRE O EVENTUALMENTE EN UN BALLOTAGE, INCLUSO MEJORANDO LOS PORCENTAJES DE LA PASO, NO TENDRÍA MÁS QUE 9 DE 72 SENADORES Y UNOS 40 DIPUTADOS SOBRE 257. NÚMEROS QUE NO ALCANZAN NI PARA EL QUÓRUM QUE ABRE LA DISCUSIÓN EN CADA CÁMARA.

HAY UN ANTECEDENTE HISTÓRICO IMPORTANTE SOBRE COMO CAMBIAR DESPUES DE GANAR. UN CARLOS MENEM EXCENTRICO, CON PATILLAS Y PONCHO DE CAUDILLO, PROMETÍA EN LA CAMPAÑA DE 1989 SALARIAZO Y REVOLUCIÓN PRODUCTIVA. SUS DOS PERÍODOS COMO PRESIDENTE, EL PRIMERO COMO REFORMISTA DEL STATU QUO, REFERENCIAN AQUELLO DE QUE UNA COSA ES UNA CARRERA ELECTORAL Y OTRA GOBERNAR.

PARECE HABER QUEDADO ATRÁS la política de partidos. TAMBIEN la política de coaliciones, que para Juntos por el Cambio generó en
LAS PASO más destrucción y pérdida de votos que crecimiento electoral. Estamos ante un fenómeno
político nuevo, y como tal, genera sorpresa primero, incertidumbre después. El que vio claro desde hace
meses el huracán Milei fue Macri:
ésa fue la ampliación por la que peleó en JxC, y no la de Juan Schiaretti o José Luis Espert,
que es toda de Larreta, el gran perdedor de esta elección.

Nadie se anima a descartar que el objetivo parece ser asegurar hegemonía política futura, o influencia al menos, y triunfos y gobernabilidad en 2024, como aseguran que quiere Macri.

Quedará el fenómeno Milei como un voto emocional de rabia que interpela a toda la clase política? Primará nuevamente la teoría de Baglini? Cuanto más lejos se está del poder, más irresponsables son los enunciados políticos; cuanto más cerca, más sensatos y razonables se vuelven. ​ A medida que un grupo se acerca al poder, va debilitando sus posiciones críticas al gobierno de turno. Se inicia un proceso de observación de las propuestas del candidato.

Y Massa? con la economía descontrolada ha quedado convertido en el mejor jefe de campaña del líder de La Libertad Avanza, aunque ha quedado demostrado mayor comodidad para polarizar con el gran ganador de las PASO.

Así las cosas, sólo hay algo cierto entre tantas inquietudes. El supremo resultado de las urnas, y una democracia joven que habló con la continuidad de un proceso electoral que culminará el 10 de diciembre con la asunción de un nuevo gobierno.