El jugador de Chicago Alejandro Melo le pidió casamiento a su novia después de marcar el segundo gol.


En Mataderos, Nueva Chicago vencía a Temperley cuando a los 36 minutos tras una gran jugada personal de Arnaldo González, Alejandro Melo convirtió el segundo gol del equipo local.

El festejo del volante Chicago, con su gente de testigo, fue muy especial e inesperado para los espectadores del juego. Tras los abrazos con sus compañeros, el futbolista se acercó hacia la platea y exhibió una camiseta que rezaba: «¿Te querés casar conmigo?».

Rapidamente todas las miradas comenzaron a buscar ansiosamente en la platea a la afortunada. De pronto se ve a una muchacha emocionada asintiendo con la cabeza, Micaela, que dio el sí ante un estadios de fútbol.

Guillermo Panizza
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone