Informe
Observatorio de Opinión Pública
Instituto de Ciencias Sociales
Fundación UADE

¿Cuántas personas leen al menos un libro en el último año?
¿Se lee más en libros tradicionales o digitales? ¿Son los e-readers los dispositivos más utilizados para la lectura? ¿Cómo se adquieren los libros electrónicos? ¿Por qué no se leen más libros?
¿Cuán conocidos son los audiobooks? ¿Cuáles son los libros más influyentes? ¿Qué géneros son los preferidos?

1.Introducción

El Instituto de Ciencias Sociales y Disciplinas Proyectuales de Fundación UADE desarrolló una investigación con la finalidad de encontrar las características más relevantes acerca de los hábitos de lectura en contexto electrónico y tradicional.

De acuerdo a un estudio realizado en México, se confirma la influencia de la edad, la escolaridad, el nivel socioeconómico y la educación de la madre como importantes variables explicativas de la probabilidad de que un individuo lea libros. Por este motivo, se optó por utilizar una muestra de niveles socioeconómicos a niveles medios y altos.

Las Nuevas Tecnologías de la Información que han nacido de la mano de Internet empiezan a tener un impacto trascendente a la hora de cambiar las formas tradicionales, que no habían sufrido grandes modificaciones desde la invención de la imprenta, es decir en los últimos 450 años. De esta manera, la revolución tecnológica está dando paso en la actualidad a una nueva forma de lectura: la lectura electrónica (también conocida como e-reading, lectura digital o ciber-lectura).

Se estima que aproximadamente el 93% de la información que se produce a nivel mundial está en formato electrónico. Asimismo, el e-Reading brinda la posibilidad de poder combinar texto, imagen y sonido. No obstante, la Asociación Internacional de la Lectura, ha reconocido recientemente que los textos electrónicos presentan también nuevos retos que pueden tener gran impacto sobre la capacidad que tiene el individuo de comprender lo que lee. Así, el lector puede sentirse confundido y hasta abrumado si se encuentra acostumbrado a extraer significados únicamente de los impresos convencionales.

En suma, el objetivo de la investigación fue el de conocer ciertos aspectos diferenciales del impacto de la lectura digital y tradicional en AMBA. A continuación, se detallan los principales resultados.

2.Principales Resultados Cuantitativos

• El 89% de las personas asegura haber leído un libro en el último año.
• El 63% leyó entre 1 y 5 libros en formato papel, mientras que solo un 37% lo hizo en formato digital
• El smartphone, y no el e-reader, es el dispositivo más utilizado para la lectura.
• Se evidencia una gran tendencia a descargar los libros en lugar de comprarlos en sus respectivas tiendas virtuales.
• El principal motivo por el cual los encuestados no leen más libros es porque no disponen del tiempo suficiente y por preferir actividades físicas.
• El 60% de los encuestados conoce los audiobooks pero no los utiliza.
• El libro más influyente, según la opinión de los encuestados, ha sido el Principito, seguido por la saga de Harry Potter. A continuación se han mencionado con mayor recurrencia Cien Años de Soledad, El Alquimista, 1984, El túnel y Padre Rico, Padre Pobre.
• El género más leído es el de novela, y dentro de ellas, el subgénero infanto-juvenil.
• El 91% manifiesta que al leer se siente totalmente compenetrado en la lectura.

> Nivel de lectura tradicional y digital
El 89% manifiesta haber leído al menos un libro en el último año. De los encuestados, la mayoría (el 63%) asegura haber leído entre 1 y 5 libros en formato papel mientras que en formato digital el porcentaje desciende al 37%. Por otra parte, es llamativo que el 44% de los encuestados aseguran no haber leído un libro digital en el último año en relación al 4% que afirma no haber leído un libro en formato tradicional.

> Lectura en dispositivos electrónicos
Los resultados arrojaron que, a la hora de leer libros en formato electrónico, el dispositivo más utilizado es el Smartphone sobre otras posibilidades. Es especialmente notorio que el E-book, dispositivo diseñado para esta tipología de libros, haya quedado en los últimos puestos. Por otro lado, tampoco parece haber penetrado en los estratos etarios de mayor edad (más de 50 años).
A la hora de obtener el contenido, la mayoría de los encuestados prefieren descargarlo desde la web por sobre tiendas virtuales como Google Play Books, Amazon, Bajalibros y iBook Store.

> Motivos por los cuales no lee una mayor cantidad de libros
Los encuestados respondieron a través de una pregunta de múltiple respuesta. El principal motivo mencionado es la falta de tiempo, seguido por la preferencia por las actividades físicas (como hacer ejercicio) u otras actividades como cocinar y, en tercer lugar, la preferencia de la lectura realizada con detenemiento.

> Audiobooks
Respecto a este formato de libros, el 60% de los encuestados manifiesta conocerlos pero no utilizarlos. Solamente el 5% de los encuestados asegura utilizarlos. Por otro lado, el 28% no los conoce y el 7% no puede conseguirlos.

> Libros más influyentes
Ante la propuesta “Indique si recuerda un libro que haya influido mucho en su vida”, 333 personas contestaron la pregunta. En función de las respuestas, se confeccionó el siguiente ranking:

  1. El principito – libro más mencionado
  2. Harry Potter – segundo libro
  3. Cien años de soledad – tercer libro
  4. El alquimista/1984 – cuarto libro
  5. Padre rico, padre pobre/el túnel – quinto libro

Una vez analizados los casos de acuerdo a los géneros, se puede observar la distribución que se muestra a continuación. El género novelas (con un 66% de las respuestas) es el que más ha impactado a los respondentes. Se apertura dicho género en el gráfico situado a la derecha.

> Vínculo con la lectura

El 91% de los encuestados afirmó que le ocurría alguna de las situaciones descriptas a continuación (tomada de una de las preguntas de la escala de Flow de la Dra. Mesurado) al leer un libro que les gustara mucho:
• Pienso en ninguna otra cosa más que en lo que estoy leyendo.
• Estoy completamente metido en la lectura.
• Me siento bien, parece como si no escuchara nada y estuviera alejado de todos.
• Me olvido de mis problemas.
• No me doy cuenta que estoy concentrado.
• Una vez que termino de hacer esta actividad vuelvo a “conectarme” con el mundo.

Admin
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone