Las altas tasas de interés, los requisitos excesivos, la burocracia y la desconfianza continúan alejando a las pequeñas y medianas empresas del sistema financiero.


De acuerdo con una encuesta realizada por la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA), sólo el 47,9% de las Pymes observa al banco como una opción de financiamiento, mientras que el 44,5% no considera que sea una alternativa viable y otro 7,5% sólo a veces.

Pero a la pregunta si en este momento necesitara dinero, ¿acudiría al banco? El 50,7%, es decir, 5 de cada 10 empresas, contestan que no. Los motivos son los habituales: el 42,9% argumenta que es por las altas tasas de interés, otro 27,4% por los requisitos excesivos que se solicitan, 11,9% por la burocracia de papeles que hay que presentar y 17,9% por la desconfianza que le generan los bancos.

¿Cómo se financian las Pymes que, ya sea por decisión propia o no, no acceden en este momento al crédito bancario? De acuerdo al relevamiento, el 44,1% lo hace con recursos propios, el 26,5% con sus proveedores, el 17,6% con financieras y 11,8% con familiares, amigos o conocidos que lo asisten.

El financiamiento a las Pymes es un tema que sigue sin resolverse para el sector. La mitad de las empresas se financia con fondos propios, de amigos, de proveedores o financieras, con las restricciones que eso conlleva para desarrollar inversiones o nuevos negocios”, dijo Osvaldo Cornide, presidente de FECOBA.

Guillermo Panizza
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone