Tiene razón mauricio Macri cuando dice que Alberto Fernández habla mucho y que eso no es bueno. el presidente saliente sorprendió con una declaración critica respecto de la rutina comunicacional de su sucesor en la casa rosada. reportajes, conferencias, encuentros en los que el ex jefe de gabinete kirchnerista aparece manifestándose a través de la palabra.


Es probable que los tiempos que vienen requieran más de las decisiones acertadas, de los hechos, y menos de las palabras. palabras, que muchas veces, quedan grabadas en la memoria colectiva como sentencia contundente, como definición de principios, como declaración clave. Tiene razón mauricio Macri, probablemente.

Tiene razón, también, de haber sido víctima el, de sus propias palabras. el futuro ex presidente hablo, menos que otros mandatarios, pero hablo durante su mandato, acaso traicionando su ADN de ingeniero y exhibiendo cierta incomodidad que fue puliendo a lo largo de su carrera política. Pero Macri también habló. dijo que a su gobierno había que juzgarlo por el indicador de pobreza que dejaba en su gestión; 40,8 por ciento.

Dijo, además, entre otras frases que recordaremos hoy que el suyo era el mejor equipo de los últimos 50 años, y que, a raíz de la crisis de abril de 2018, habían pasado cosas. Frases que quedan grabadas en el imaginario con la potencia actual de las redes sociales y el vértigo de una comunicación que no tiene fronteras.

Tiene razón Mauricio Macri, Alberto Fernández en este tramo de su vida política, habla mucho. ojala, y es esperable que así sea, desde esta humilde columna, que pueda empezar a cumplir las promesas de campaña, comience a hacer, pueda comunicar sin abrumar ni tapar los grandes debates impostergables, porque allí donde la sociedad civil, la opinión publica, note que efectivamente hable mucho, la interpelación llegará raudamente, como le llego al actual presidente Macri y sus sentencias por las cuales posiblemente sea recordado… porque el también, como Alberto Fernández, hablo mucho y dejo mucho, también por hacer, en nuestra querida república.

Guillermo Panizza
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone