El jefe de Gobierno porteño, Horacio RodrDiguez Larreta, expresó hoy que está “orgulloso de la herencia recibida”, en referencia a la gestión de quien lo precedió en el cargo, el ahora presidente Mauricio Macri, y advirtió que “trabajar coordinadamente con la Nación y con la Provincia” le abre “nuevas perspectivas” a la Ciudad. Durante la apertura del 19° período de sesiones ordinarias de la Legislatura, Rodríguez Larreta destacó que el Parlamento porteño “es un ejemplo permanente para el país de diálogo” y aseguró que “todas las leyes que salieron de esta casa nacieron del consenso”. En un discurso leído que duró 26 minutos, el alcalde hizo una serie de anuncios de obras a desarrollar en los próximos cuatro años, por lo que convocó a los vecinos a que “acompañen” a su administración y que “participen” con ideas y propuestas como “lo vienen haciendo”. Junto a su vice, Diego Santilli, valoró que al asumir como jefe de Gobierno, el pasado 10 de diciembre, recibió “una ciudad preparada para dar el gran salto y desarrollar todo su potencial” y elogiDo “el liderazgo” de Macri, quien estuvo al frente de la Ciudad durante ocho años. “Estamos muy orgullosos de la herencia recibida. La Ciudad está cambiando, el punto de partida es otro, porque muchos de los problemas los fuimos solucionando y empezamos a vivir de otra manera.

Las clases empiezan en tiempo y en forma, los hospitales están mejor equipados y las plazas y parques dan brillo”, enfatizó el titular del Ejecutivo porteño al contrarrestar las quejas de Nación por la herencia que recibida del kirchnerismo. Durante la apertura, que comenzó a las 8.38, el alcalde porteño también valoró que las gestiones del Presidente y de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, sean del mismo signo político, al augurar que “trabajar coordinadamente con la Nación y la Provincia” le “abre nuevas perspectivas” a la Ciudad.

Tras hacer un breve repaso por las políticas desarrolladas en educación, en salud, en espacio urbano y en transporte en los años de gestión PRO, Rodríguez Larreta hizo hincapié en los 20 puntos a trabajar en el tiempo que queda para cumplir su mandato. En materia de educación, prometió construir 30 nuevas escuelas con sala de tres; herramientas para el desarrollo digital desde los cinco años y refuerzo de los programas “Terminar la secundaria” y “Aprender trabajando”. En cuanto al transporte, aseguró que hasta que finalice su mandato, en 2019, se van a inaugurar ocho nuevos metrobuses, tres urbanos y cinco interurbanos; y se va a bajar la frecuencia de subte a menos de tres minutos, con wi-fi en toda la red. En el plano social, el jefe de Gobierno destacó como “prioridad” la importancia de “integrar y mejorar las villas” y valoró que “de la mano de la Nación” será más fácil ya que muchas de estos barrios precarios “están sobre terrenos nacionales”. También garantizó “una policía mejor entrenada”, mediante el traspaso de parte de la Federal, mejor equipada y cerca de los vecinos” que pueda “responder mejor ante un hecho de inseguridad y más aún: va a poder prevenir” para que los porteños “puedan volver a caminar por la calle tranquilos”. “Además, nos comprometemos a que todos lo padres, vivan donde vivan, puedan llevar a sus hijos al pediatra al menos siete veces en su primer año de vida”, prometió el mandatario metropolitano, quien asimismo aseguró que va a “potenciar la industria creativa” en la Ciudad. Entre los aplausos de los legisladores que coparon el Parlamento, Rodríguez Larreta adelantó que los vecinos porteños “van a poder evaluar, van a poder medir y ver cómo van avanzando y se hacen realidad” cada una de estas promesas. “La Ciudad que soñamos tiene un poco de los sueños de cada uno. Son 200 obras y proyectos en los que vecinos van a poder participar y decidir, votando a través de las redes sociales, por teléfono o en las reuniones con vecinos”, aseguró

Guillermo Panizza
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone