En el marco del Día Mundial del Refugiado, la Unión Europea junto con la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), se comprometieron en apoyar el “Fortalecimiento de la protección internacional, recepción e integración de refugiados en Argentina”.

En un acto que tuvo lugar en el Palacio San Martín el 26 de junio, el Canciller Jorge Faurie sostuvo que “hemos visto imágenes terribles en los últimos años, horrores de la exclusión y no podemos aceptar que esto sea posible”. Afirmó que “somos un país que está geográficamente lejos de Siria, pero nosotros tenemos aquí en la Argentina una gran cantidad de gente que migró en distintas etapas de nuestra historia y se integraron perfectamente en la comunidad. Por eso era natural que la Argentina ofreciera ayuda a la migración siria y creáramos el Plan Siria”.

Durante la apertura, el Represente Regional del ACNUR, Michele Manca di Nissa, destacó que el Día Mundial del Refugiado es una ocasión especial para “rendir homenaje al valor y la resiliencia de millones de familias que se han visto obligadas a dejarlo todo por causa de la guerra, la persecución y la discriminación”. Al referirse a la Argentina, país que actualmente acoge a casi 8000 personas refugiadas y solicitantes de asilo, destacó las muestras de generosidad con los refugiados por parte de individuos o familias que abren las puertas de sus hogares y resaltó la iniciativa del Gobierno Nacional conocido como “Programa Siria”.

Por su parte, la Embajadora Aude Maio-Coliche anunció que “con acciones concretas la Unión Europea y la Argentina se asocian para contribuir a la gobernanza mundial de los flujos migratorios. El proyecto financiado por la UE que apoya a la política argentina de recepción e integración de refugiados tendrá una duración de dos años e implica una donación de 2 millones de euros”. El proyecto comprende, entre otras actividades, la realización de acciones de capacitación en distintos temas de los principales actores involucrados, la ampliación de la oferta de enseñanza de idioma español, el desarrollo de aplicaciones web y formación de profesionales para fortalecer la orientación intercultural, y el empoderamiento de mujeres y niñas.

El Director Regional de la OIM, Diego Beltrand remarcó que “el generoso apoyo de la Unión Europea contribuirá a fortalecer el Programa Siria del Gobierno de Argentina para consolidar con el apoyo de la OIM y del ACNUR la integración de los ciudadanos sirios que reciben una visa humanitaria”.

La iniciativa de la UE se suma a la respuesta que la comunidad internacional ha dado al pedido de Argentina de contar con el apoyo de la comunidad internacional para avanzar en su compromiso de recibir a 3.000 personas refugiadas, como parte de la contribución del país al Pacto Mundial sobre Refugiados que se espera adoptar en el marco de la reunión ordinaria de la Asamblea General de Naciones Unidas durante septiembre.

El encuentro contó con la participación especial de Okba, profesor de inglés y refugiado sirio en Argentina, quien sostuvo que en el Día Mundial del Refugiado es importante recordar que “las personas refugiadas o desplazadas no son sólo números o nombres en las listas, sino personas que por razones inesperadas lamentablemente han tenido que empezar de nuevo”. También señaló que “Argentina es un país muy abierto, donde hay diversidad de culturas y las personas abren sus corazones a quienes llegan de otros países”.

Según el Informe anual de Tendencias globales del ACNUR, el desplazamiento forzado a nivel mundial está en un nivel sin precedentes, con 68,5 millones de personas desplazadas por la fuerza. Entre ellas hay 25,4 millones de personas refugiadas. Sólo el conflicto sirio ha generado unos 6,3 millones de refugiados, además de 6,2 millones de desplazados internos.

 La escala de la crisis de refugiados en Siria lo convierte en un desafío global, que exige una respuesta global de todos los actores internacionales clave.

El Día Mundial del Refugiado que se celebra cada 20 de junio, rinde homenaje a la fuerza y el coraje de los refugiados y alienta la conciencia pública y el apoyo a las personas refugiadas, quienes que han tenido que huir de sus tierras de origen debido a una guerra, discriminación, violencia.

Guillermo Panizza
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone