«Ellos», cada vez más lejos de «nosotros»

El divorcio es evidente, salta a las claras con sólo detenernos a releer algunas informaciones. No hay que ser muy avezado para darnos cuenta que la clase dirigente, parece cada vez más alejada de las problemáticas de la sociedad. Todas las encuestas refieren que los principales dificultades de los argentinos son la situación económica, el temor por la pérdida del empleo, la falta de esperanzas en el futuro, la inflación.

Cuando nos enteramos cuál es el camino que empieza a tomar el debate público de los políticos nos damos cuenta lo lejana que es su agenda de temas. Es lógico -y en todas las democracias del mundo ocurre- que deban dirimirse las precandidaturas y la conformación de las listas. Pero es tal la exacerbación de los egos, las pretensiones al extremo y las declaraciones cruzadas entre dirigentes de una misma alianza oficialista u opositora que no queda más remedio que volver a llamar la atención, desde todo lugar y punto de vista. Un regreso a los temas que importan dentro de las urgencias. Nuestras herramientas -las del periodismo- siguen siendo las de siempre, básicas y vigentes: preguntar, escribir, pedir respuestas. Las necesitamos. Más que nunca.

Guillermo Panizza
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone