El director ejecutivo del Centro de Desarrollo Sustentable de la FCE de la UBA, Marcelo Corti,  señaló hoy que «si Argentina tuviera una matriz energética mas diversificada el impacto del apagón no hubiera sido tan gigantesco».


«Si bien el apagón no estuvo ligado a la generación de energía sino a la distribución, el impacto no hubiera sido de tal magnitud si Argentina fuera autogeneradora de energía». Continuó: «Esto es una demostración de la necesidad de ir hacia la generación distribuida y no tener una dependencia absoluta sobre el sistema integrado de administración de energía”.

“En este punto, habría que hablar del concepto de Prosumidor, que es un productor y consumidor de energía al mismo tiempo. En la práctica, es aquel que cuenta con paneles solares para el propio abastecimiento y que inyecta a la red el sobrante”. Según Corti, «la Argentina tiene un gran potencial para crecer en materia de energías renovables».

«Si bien en los últimos años se registraron significativos e históricos avances, hay provincias que todavía deben asumir el desafío que nos propone esta nueva configuración energética, dado que resume el equilibrio entre desarrollo económico y cuidado ambiental», dijo. Por último, indicó que «existe un conjunto de provincias en el cual está todo por hacerse y pueden ser consideradas terreno virgen para comenzar a transitar el camino hacia una matriz de generación más flexible y amigable con el ambiente».

Guillermo Panizza
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone