Para las generaciones previas, como los Baby Boomers y la Generación X eramuy común permanecer en un mismo trabajo varios años. De hecho, en lageneración de los llamados Baby Boomers, o sus padres, lo normal era pasarpor 1 o 2 diferentes empresas y luego retirarse o dedicarse a unemprendimiento propio. Pero la Generación Z y los centennials han pateado eltablero: ahora la rotación laboral no está mal vista sino que, además, seconsidera un valor y se reconoce como la capacidad de adaptarse fácil yrápidamente en un contexto cambiante.


Con el paso de los años, el promedio de años en cada empleo ha caído considerablemente, según una encuesta elaborada por DeloitteSi bien no todos los casos son iguales, y hay desde ya individuos que hanoptado por caminos diferentes, es común considerar los siguientes años depermanencia en un empleo, según las diferentes generaciones:

● Baby Boomers (1946 -1960): 20 a 30 años promedio en cada trabajo
(fuente)
● Generación X (1961 – 1981): 8- 10 años promedio en cada trabajo
● Millennials (1981 – 1994): 5 años promedio en cada trabajo (fuente)
● Centennials (1995-presente): Se estima que será de 6-8 meses promedio en cada trabajo. Para los especialistas lo positivo es la capacidad de buscar cosas nuevas y noquedarse en la llamada “zona de confort”, esa que se alcanza luego de unacurva de aprendizaje finalizada y que no supone nuevas experiencias de aprendizaje.
“Los centennials han llegado para desafiar la idea de que un trabajo es paratoda la vida. Ya no es tabú cambiar de trabajo con frecuencia. Es más, es leído como una virtud de adaptabilidad y adaptación extrema que exigen losentornos altamente cambiantes como los de hoy.” sostiene Sebastián Siseles, Vicepresidente Internacional de Freelancer.com, el mayor mercado defreelancing y crowdsourcing en el mundo.Según el periódico The Independent, el 43% de los millennials planean cambiarde trabajo en los próximos dos años, y solo un 28% piensa permanecer en sus trabajos más de dos años. Si bien el salario se cita en el informe como un factorde peso a la hora de cambiar de trabajo, los protagonistas declaran que se debe mayormente a que no están de acuerdo con la ética de las empresas o susprácticas. “Los centennials suelen permanecer como máximo 8 meses en el trabajo.Parte de esta situación es que muchas veces los trabajos tradicionales de 9 a 5no los desafían, y necesitan nuevas cosas para innovar y crear. Naturalmente curiosos, quienes pertenecen a esta generación se encuentran más a gusto fuera de su zona de confort que en ella”, afirma Siseles.“Además de nos estar motivados y de necesitar nuevos desafíos constantemente, esta nueva generación no se siente interpelada por el mandato de “vivir para trabajar”. Prefieren un trabajo flexible, donde no tengan que estar obligadamente de 9 a 18, y que exista un equilibrio atractivo entrevida y trabajo”, comenta Siseles. Por eso, plataformas de trabajo independiente como Freelancer.com les resultan interesantes para manejar con más libertad y autonomía su vida laboral.Estudios como el citado arrojan luz sobre un comportamiento que se encasilla rápidamente en falta de compromiso, apatía e incapacidad para cumplir responsabilidades, cuando en realidad se trata de generaciones con nuevas inquietudes y empresas que aún no se adaptaron a un nuevo estilo de trabajo.
Guillermo Panizza
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone