2021: El desafío de seguir conviviendo con la pandemia

El año en que vivimos en peligro

Se va este 2020. Increíble, doloroso y vibrante. Una guerra sin enemigo visible. El año que vino a cambiarlo todo. El año en el que convivimos con barbijos, alcohol en gel, confinamiento. El año en que aprendimos qué era un un zoom. Que descubrimos a darle valor a la palabra esencial. El 2020 nos explica que hay que vivir el presente, sin tanta carga, disfrutando lo que hacemos y compartiendo lo que tenemos. Descubrimos que vale la pena mirar más a los costados y menos para adelante. Que las cosas “importantes” de la vida no exigen tanto glamour ni sofisticación. Este año cumplí 50 y lo festejé en una plaza. Y saben qué? Fue el cumpleaños más feliz de mi vida. Rodeado de familia, amigos y cariño. Inolvidable. Un privilegio. Laburé espalda con espalda con dos tipazos y hermanos de la tele como @elrojodemivida y @lituanok. Nos emocionamos. Nos indignamos. Nos reímos. Nos pusimos de pie ante los maestros, que dieron cátedra (y nuestros hijos también). Aplaudimos a los profesionales de la salud, sabiendo que no debemos dejar de hacerlo. Los mayores se guardaron y resistieron como pudieron. Como pueden. Los ayudamos? Los atendemos? Hicimos radio en el estudio y en casa. Entendimos que debe haber más miradas inclusivas y sensibles frente a la pobreza y la injusticia. Idealista y romántico? Convencido de que lo malo está para revertirlo, que lo injusto esta para que nos rebelemos, que lo desigual está para que pensemos en inclinar la balanza. El 2020 se va y en lo inmediato nada se modifica. Pero sí el símbolo bisagra de que siempre estamos a tiempo de ser mejores. Gracias 2020 por irte, pero también por enseñarnos.

 

Guillermo Panizza
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone